Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Autor Tema: ¿El 9N?... un baño de realidad  (Llegit 661 cops)

0 Usuaris i 1 Visitant estan veient aquest tema.

Cesc

  • Visitant
¿El 9N?... un baño de realidad
« el: Novembre 15, 2014, 08:15:29 pm »
Los resultados del 9N son un baño de realidad para el nacionalismo.


1- Cataluña es mucho más que el nacionalismo. En Cataluña vivimos 7,5 millones de catalanes. Según los organizadores han votado menos de 2 millones, un 31% sobre su censo ampliado (con niños de 16 años e inmigrantes) y un 26,5% del total de catalanes. Todavía no sabemos cuántos SI/SI nos van a colar, pero serán, como en Cuba, más del 90%. Los datos están muy inflados, no tienen ninguna garantía y no hay que creerlos. Recuerden que en la Cadena Catalana dijeron 1’6 millones, y al final fueron menos de 0,8. Y que en la “V” dijeron 1’8 y salieron 0’7. Pero aunque los tomemos como ciertos, son muy claros: menos de 1 de cada 3 catalanes son nacionalistas. Hoy 4,3 millones de catalanes que podían votar no lo han hecho.

2- El nacionalismo ha tocado techo. En su momento más álgido, en los míticos 300 años del 11S y a pesar de la crisis económica, institucional, moral y política del Estado, no es capaz de lograr las “grandes mayorías” que Artur Mas pedía hace 2 años para proclamar la secesión. El timo de Súmate no funciona. El auge de ERC es limitado. Las decenas de millones de propaganda por tierra, mar y aire, no consiguen ampliar la base separatista. La ideología nacionalista (la construcción identitaria, el nacionalismo económico del espanyansroba o el secesionismo de los desencantados del sistema) es incapaz de hacerse atractiva para millones de catalanes. Esto no da más de sí, y a partir de ahora todo irá a menos.

3- La secesión no va a ocurrir. Hoy está más lejos que ayer. El butifarrèndum se ha vuelto contra el nacionalismo. Todo el mundo ha visto sus modos y sus limitaciones. No ha habido tanques, ni guardias civiles, ni legionarios, ni policía. Los nacionalistas han hecho lo que han querido. Y es resultado ha sido mucho ruido y pocas nueces. Además, se ha visto su talante democrático: Junqueras contando los votos, politización en los colegios butifarrendísticos, y lo que falta por salir. El secesionismo catalán se va a caer de la agenda internacional rápidamente. Ya no es creíble ni serio.

4- Los catalanes no nacionalistas han despertado. Hace menos de 3 años era impensable concentrar a miles de personas en plaza Cataluña un 12O. O colgar banderas nacionales en los balcones. O responder a caceroladas nocturnas (lean aquí lo que ha pasado estos días y disfruten). O que la propaganda nacionalista fuera eliminada de las calles en pocas horas. O que la sociedad civil no nacionalista se organizara al margen de los partidos políticos, como ocurre con Somatemps y Societat Civil Catalana. Hoy todo eso ocurre en Cataluña. Y seguramente es sólo el principio.

5- La unidad secesionista tiene los días contados. Toca gobernar y gestionar… o lanzarse directamente por el barranco de la DUI. En cualquier caso, tensión. El día a día aflorará las miserias de cada formación nacionalista y exacerbará sus diferencias y radicalismos. En muchas cosas CiU, ERC y la CUP son muy diferentes. El ball de bastons parece inminente.

Ja ho veuen. El nacionalisme ha fet el de sempre: soroll, rebombori, falses il-lusions per la bona gent…i una gran llufa al final. Esperin a veure a partir d’ara com les cubanes desapareixen poc a poc dels balcons.

Dolça Catalunya

 
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal