Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Autor Tema: Una enfermedad que necesita tratamiento  (Llegit 552 cops)

0 Usuaris i 1 Visitant estan veient aquest tema.

Xiscu

  • Visitant
Una enfermedad que necesita tratamiento
« el: Desembre 26, 2017, 07:25:40 pm »
Huid del nacionalismo › Los separatistas sufren un trastorno psicológico: se llama “disonancia cognitiva”

Una profesora de la Pompeu Fabra explica el trastorno nacionalista: “la gente se cuenta mentiras para no cambiar su comportamiento”.

Que el prusés, y el nacionalismo de forma general, tienen algo de trastorno psicológico es algo evidente para cualquier observador que tome un poco de distancia y lo analice con un mínimo de objetividad. Narcisismo, sentido de superioridad, teorías de la conspiración, victimismo, tribalismo, negación de la realidad, supremacismo, odio … son vicios y trastornos que constituyen el núcleo de la psique nacionalista.

En esta línea es interesante lo que explica la investigadora de la Universidad Pompeu Fabra, Verónica Benet-Martínez en declaraciones a El País, sobre la reacción de tantos nacionalistas al hundimiento del prusés:

“A muchos, que pueden haberse dado cuenta de que no es viable la independencia, les costará cambiar sus actitudes. Por eso crean otro discurso. Los estudios en disonancia cognitiva han mostrado que cambiar el comportamiento para hacerlo acorde a la información es difícil para muchas personas, así que lo resuelven de otra forma: la gente se cuenta mentiras para no cambiar su comportamiento”.

¿Entiende ahora la actitud de la trastornada Marta Rovira? ¿Entiende ahora la reacción de tantos separatistas?

Todo era mentira. España no nos roba (nos roba la banda del 3%), las empresas y los bancos sí se han ido, los apoyos internacionales eran otra mentira si dejamos aparte a neonazis belgas y finlandeses, el món no ens mira, no somcollonuts, no ensvolenaixafar… pero no queremos, y en muchos casos no podemos psicológicamente, bajarnos del burro.

¿Solución? “la gente se cuenta mentiras para no cambiar su comportamiento”. Que si nos amenazaron con miles de muertos en las calles, que si la Unión Europea es una cueva de fascistas, que si los muñecos ahorcados en el puente con las siglas de Ciudadanos, PP y PSC los han puesto ahí los servicios secretos españoles…

Se llama disonancia cognitiva, es habitual y hay psicólogos que la tratan.

Hace años Boadella bromeaba con que lo que necesitaba Cataluña era miles de psicólogos dando tratamiento a miles de nacionalistas. Ahora sabemos que no era broma.

Dolça i trastornada Catalunya…

 
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal