Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Autor Tema: El lobo separatista y el corderito español  (Llegit 932 cops)

0 Usuaris i 1 Visitant estan veient aquest tema.

Visitant

  • Visitant
El lobo separatista y el corderito español
« el: De Gener 28, 2015, 03:20:22 p. m. »
El lobo separatista y el corderito español.
Se trascribe inrtegro artículo enviado por D. Eduardo de Prado Álvarez, fechado en Barcelona el 19/09/2012
------------------------------------------------------------------------
El lobo separatista y el corderito español
La Fontaine
‘El lobo y el cordero’

""Un Corderillo sediento bebía en un arroyuelo. Llegó en esto un Lobo en ayunas, buscando pendencias y atraído por el hambre. “¿Cómo te atreves a enturbiarme el agua? dijo malhumorado al corderillo. Castigaré tu temeridad. –No se irrite Vuesa Majestad, contestó el Cordero; considere que estoy bebiendo en esta corriente veinte pasos más abajo, y mal puedo enturbiarle el agua. –Me la enturbias, gritó el feroz animal; y me consta que el año pasado hablaste mal de mí. --¿Cómo había de hablar mal, si no había nacido? No estoy destetado todavía. –Si no eras tú, sería tu hermano. –No tengo hermanos, señor. –Pues sería alguno de los tuyos, porque me tenéis mala voluntad a todos vosotros, vuestros pastores y vuestros perros. Lo sé de buena tinta, y tengo que vengarme.” Dicho esto, el Lobo me lo coge, me lo lleva al fondo de sus bosques y me lo come, sin más auto ni proceso"".Fábula de La Fontaine.-
Cuando, acabada la manifestación Independentista de 11 de septiembre de este caluroso fin de varano 2012, pocas hora después, don Artur Mas president, presidente de la Autonomía catalana, se fue a Madrid, manifestó Urbi et orbi que “puesto que ya no nos soportamos, (sic) Cataluña y España, lo mejor será que cada cual vaya por su lado, que Cataluña se independice y fundemos un Estado nuevo. Eso sí, Estado nuevo catalán que ha de llevarse bien, aduce, -mientras iba guiñando un ojo y poniéndose muy estupendo-, pero que muy bien, con el Estado Español, con lo que quede de España. ¡Para eso somos vecinos y compartimos la vieja iberia o HISPANIA! ¡No mes faltaría!
Ante tal prepotencia y arrogancia casi regia, a Su majestad el lobo, es un decir, don Arturo, y le viene esto de ‘su majestad’ muy bien y a cuento puesto que habla de una supuesta futura Monarquía Catalana independiente (si sería allí Príncipe un Pujol, lo sería un Mas o lo sería un Carod-Rovira, no se sabe: aunque será, digo yo, sin ser experto en eso, con el permiso de los Borrel y compañía...., por cierto) alguien tenía que haberle dicho: No excelencia, no. No le hemos dicho a Ud que no podamos soportarnos los unos a los otros; hemos dicho (100.000 fororos del Barça y otros 100.000 del Realmadrid), que “no podemos vivir los unos sin los otros”. Que nos llevamos como el perro y el gato, es cierto, pero que si uno de los dos faltase, nos moríamos de pena los forofos del uno y los del otro. Su Honorabilidad y Excelencia don Artur, no lo ha entendido bien. Oyó campanas pero….
Aunque a decir verdad, hubiera sido igual, porque el Sr. lobo ya había decidido que “España” y “Cataluña” no se soportan, y bla, bla, bla.
Meses antes, habría dado órdenes precisas para que hicieran todos los posibles para que pareciera como si Cataluña y España ya no se soportaban. Que un president debe estar en todo. Fuego de cobertura, diríamos. Preparación del terreno. Marketing.
Claro que también le podrían haber contestado a Mas, alguien en Madrid, sin que necesariamente tuviera que ser una alta personalidad de la Casa Real que allí había, o del PP o del PSOE (por ejemplo, un niño del pueblo: que suelen ver al rey y al lobo desnudos cuando están desnudos) que si prevé don Artur que nos vamos a llevar muy bien ambos Estados catalán y español, porque somos hermanos --y de la misma Piel de Toro, que dirían los Dalí, los Miró, los Gaudí, Picasso, Espriu, Maragall el viejo, Pi y Margall, o Boadella; y hasta Jaume I el Conquistador, tan españoles, tan ibéricos, tan hispanii ellos-- podrían ahorrarse el camino tortuoso, peligroso, violento y tal vez hasta lleno de minas, tanques y tanquetas, de la Independencia puesto que ya estamos bien así como estamos.
Además ya de puestos, que se ahorre las justificaciones pues de la misma manera que era imposible que el cordero ensuciase el agua del arroyo donde más arriba bebía el lobo, estando el cordero por debajo del felino, es imposible que las pobres y mansas poblaciones extremeñas, andaluzas y murcianas, incluso aragonesas, o agrarias de Castilla pobre, colonicen, exploten y opriman a los nobles, altos, guapos y ricos y muy inteligentes catalanes. Y mucho menos desde hace siglos. Ni el agua fluye hacia arriba ni los pobres y subdesarrollados oprimen, explotan o gobierna a los ricos y muy listos. Nunca.
Pero es igual.
El lobo ya tenia sus designios cuando pilló desprevenido y solo al coderito, como Mas tenía muy claro el suyo, esperando a que el Estado se encontrase mal, en algún mal trance o aprieto o en alguna crisis al borde del Rescate. O sea, al borde del precipicio. ¡Es tan fácil dar entonces un empujoncito, mirando para otro lado!!
No soy partidario de los adjetivos calificativos. Ya he visto y leído algunos para los que actúan así; bien, que lo digan otros.
Sin embargo ha cometido un inmenso error el lobo Artur-masiano con respecto al otro, al de la fábula de La Fontaine.
Si el de la fábula se hallaba ante un corderito extraviado, solo y perdido; el de don Artur Mas, Pujol, Rigol, algún monje tal vez de Montserrat y alguna monjita quizás, y hasta los españolazos (hasta antes de ayer) Herrera y Duran Lleida se las tendrán ver, posiblemente, con una buena jauría de leales mastines, los mejores amigos del hombre, con los pastores y con lo dueños del rebaño. De momento, el Pastor de pastores, el pastor mayor, el jefe, ya ha dado la voz de alarma a zagales, pastoras y pastores, motriles, y perros.
Cuando hablo de mastines, perros y pastores hablo de Constitución, de Estado de Derecho, de ley y orden, de poder judicial legítimo y legal, de poder legislativo legal, de FF AA, de Gobierno: hablo del Estado Español en fin.
O sea de lo que Jesús de Nazaret denominó El Cesar, por oposición de planos y diversidad de Competencias con respecto a Dios. Eso fue cuando lo de la moneda, la inscripción, la cara y los impuestos.
Que aquí todos leemos la Biblia; todos menos una monjita, que al parecer la lee del revés. Forcades de Montserrat tal vez. O Sor Cerme por más señas.
Y juntito a ellos, millones de leales españolas y españoles que, si no los 40 millones del censo, ni tal vez 30 ni 25: basta con que quince o veinte millones de ciudadanos hagan piña con el Rey y sus FF AA, la Legión y la Guardia Civil, (sí, sí, sí, claro, es lógico: si son constitucionales, ¿por qué no?); con el Poder Judicial, el Legislativo y el Gobierno legítimo de España (donde Cataluña es una parte) para que el Lobo usurpador, perseguidor de quimeras (lo ha dicho el jefe…) y encelado en RAUXA, lamente y tenga que lamentar su osadía. Y rectificar.
Y me da igual que sean 100.000 que un millón incluso hasta tres millones de personas respetables pero equivocadas. Que en eso me dijeron en la Universidad que debe consistir el respeto: a la persona siempre, pero criticando sin tregua ni cuartel a sus errores. El Separatismo lo es. Me da pena pero me da Igual.
La Constitución y el Estado de Derecho por mucha que sea la Crisis, por duro que sea el golpe, sobrevivirán a la felonía. A la traición. AL ERROR, SIENDO CARITATIVOS.
Que sí, que aunque sea de muchos, es traición. Al Referéndum Nacional (1978) y al Orden constitucional. Y a la realidad y a la historia. Y al 60 por ciento de los catalanes de hoy, además,
¡Ah ¿que no lo sabían?!!
Pues…..
Aunque bien pensado, alopeor el problema es ese 60%, son esos 4 millones de catalanes, que teniendo los mismos genes originarios y apellidos iguales a los García, Pérez, López, González, Álvarez, Rodríguez, Fernández, Ortega, Alonso, Gómez, etcétera de Aragón, Galicia, Andalucía, Murcia, Extremadura, León y… hasta Castilla, los vemos, los ven algunos como una imposición, una colonización, una opresión que no pueden ni quieren disimular, (que el ninguneo es muy cansino, agota) por más que ellos, los de fuera, hayan tragado aquí con todo y hayan entregado ya a sus hijos, sin rechistar, a la Inmersión, a la otra lengua, incluso al adoctrinamiento constante y muy nacionalista, contra lo que son y lo que fueron su antepasados de allí. Del resto de España.
Nunca han pensado que los antepasados de 7,5 millones de catalanes y/o ciudadanos de Catalunya, Josep Tarradellas dixit, a lo mejor en el 1714, por ejemplo, estuvieron, por dos mitades similares, en ambos bandos. Y sin embargo, es lo más probable. Como muchos catalanes viejos (y ricos) estuvieron en 1936, y antes en 1934, con Francisco Franco y, por el contrario, muchos inmigrados castellanos y andaluces con Durruti (de León) en CNT y CNT-FAI, con el PCE-PSUC o el POUM.
Pero, a quien le importa eso hoy?
Además, los lobos -ni alguno de los corderos en ocasiones-, no son muy dados a las buenas lecturas, a los buenos libros no tergiversadores; a la historia verdadera. Por desgracia.

Barcelona, 19 de septiembre de 2012.

 
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal