Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Respondre al missatge

Atenció: en aquest tema no s'han enviat missatges al menys des de 120 dies.
Encara que estiguis segur de que vols respondre, si us plau considera començar un nou tema.
Nom:
Correu:
Assumpte:
Icona del missatge:

Verificació:
Escriu les lletres mostrades al dibuix
/

Escriu les lletres mostrades al dibuix:
Escriu montgat a la casella següent:

Pel bé de tots modera els teus comentaris.
Qualsevol missatge o comentari que contingui violència implícita o explícita pot ser eliminat sense previ avís


Sumari de Temes

Publicat per: Admin
« el: De Desembre 14, 2013, 08:07:39 a. m. »

Óscar Sánchez Fernández fue confundido con un narcotraficante
Pasó 625 días en una cárcel de Nápoles donde fue maltratado




Óscar Sánchez, en un taller próximo al lavadero en el que trabaja. / CONSUELO BAUTISTA

Óscar Sánchez Fernández, el lavacoches de Montgat (Barcelona) que fue confundido con un narcotraficante uruguayo, ha solicitado al Ministerio de Justicia 240.300 euros de indemnización por el error judicial que lo llevó a pasar 625 días en una cárcel de Nápoles (Italia). El juez de la Audiencia Nacional solo le preguntó en 2010 si el era Óscar Sánchez Fernández. Respondió la verdad, que sí, y fue encerrado en Soto del Real y, al mes, extraditado a Italia.

Condenado a 14 años de cárcel por seis delitos de narcotráfico y de colaboración con la Camorra, sus familiares defendían entonces que un hombre tan simple no podía ser el capo de una red internacional de tráfico de drogas. La justicia lo identificó con el coordinador en España del tráfico de drogas entre Suramérica e Italia para los clanes Bianco y Iadonisi, de la Camorra. Habría enviado 100 kilos de cocaína a Italia entre 2004 y 2006, con beneficios de cientos de milies de euros. Su sencillez de espíritu lo llevó probablemente a prestarle el DNI a una compañera de trabajo que se lo pidió para hacer llegar a España a un amigo suyo sin papeles. En las sucesivas cárceles italianas donde cumplió la pena que no era suya fue maltratado, apaleado y humillado por los otros reos.
/El Pais
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal