Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle información relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Autor Tema: ‘OPERACIÓN ENREDADERA’  (Llegit 1082 cops)

0 Usuaris i 1 Visitant estan veient aquest tema.

Desconnectat Admin

  • Administrator
  • Hero Member
  • *****
  • Missatges: 972
  • Karma: +0/-0
  • Informació Local
    • Veure Perfil
‘OPERACIÓN ENREDADERA’
« el: Gener 29, 2019, 08:36:16 am »
La mafia de los radares sobre su conseguidor: “De Rajoy para abajo conoce a todos”
Esta organización se tejió desde Catalunya para expandirse a otras 10 comunidades autónomas. La UDEF tiene contabilizados 5 millones de euros en contratos irregulares por parte de la organización controlada por el empresario José Luis Ulibarri

“Son como la mafia. Te ceden sus contactos y a partir de ahí entras en la rueda de los favores”. Así es como los investigadores describen la organización liderada por el empresario leonés José Luis Ulibarri, considerado como el “gran jefe”. Este grupo fue desarticulado tras la ‘Operación Enredadera’ llevada a cabo por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía y la Fiscalía Anticorrupción el paso mes de julio. Fueron dos años los que se tardó en desenmarañar un complejo entramado dedicado inicialmente a obtener contratos fraudulentos con la Administración para la instalación de radares. Eran dos hermanos, instalados en Catalunya, que poco a poco fueron ampliando su red de contactos y clientelismo hasta llegar a varias comunidades autónomas.


Más de 40 detenciones -17 cargos públicos, 10 jefes de diversas policías locales, 2 exjefes de Policía, 4 técnicos de ayuntamiento y once empresarios-, y 92 registros en 11 comunidades autónomas. La Policía entró en 25 ayuntamientos, en 10 despacho de policías y diversos domicilios en 44 municipios tras una investigación iniciada por un Juzgado de Badalona y ampliada en otros dos Juzgados más tras detectar la amplitud de la organización.

Todo empezó en mayo de 2016, con la denuncia del concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Montgat (Barcelona). Había detectado que a la empresa Bilbomática se le estaban concediendo contratos de radares y foto-rojos de manea irregular. Como primer paso, los investigadores procedieron a una entrada y registro en el consistorio para hacer sus comprobaciones.

Ahí saltó otro denunciante, un trabajador de la empresa que señaló a los urdidores de esos amaños, los hermanos Bueno Regodón. Y levantó la liebre. Confesó que estas irregularidades no solo se produjeron en Montgat sino en muchos otros lugares.


Fue en ese momento cuando comenzaron las sospechas de que esta red creada por estos hermanos tenía un alcance mucho mayor de lo que se podía esperar de la primera denuncia.

Funcionarios “vendidos”

Con la intervención de las comunicaciones se fue desgranando toda la organización. La Policía fue desenredando poco a poco toda la madeja creada por estos empresarios, quienes con esa red de clientelismo, favores, llegaron a decenas de rincones de España. El negocio era a priori sencillo y muy beneficioso. Un jefe de la Policía local o un cargo público del ayuntamiento que estuviera dispuesto a recibir regalos o contraprestación de algún tipo. Éste ayudaba a la empresa a entrar en el consistorio. Poner los radares de la localidad en cuestión y lo harían incluso gratis. Eso sí, el 30% de lo que se recaudara con las multas iría a la empresa.


De ahí, pasaran a conseguir pliegos para adjudicaciones. Lograron amañar contratos por valor de 5 millones de euros, tal y como estiman los investigadores aunque no descartan que esa cifre aumente en la medida que analicen toda la documentación incautada. Tejieron durante años una red de clientelismo. “Una vez que te vendes luego es muy difícil salir de ahí”, explican los investigadores. Y eso fue lo que hicieron los hermanos Bueno Regodón: comprar voluntades. Una vez que ‘caía’ en sus redes un policía o un cargo público ya sabían que eran suyos para siempre.

“Hay pasta en los ayuntamientos”

El año 2012 es la fecha en la que los investigadores tienen contabilizado que empieza esta red. En esos años, la economía iba mejorando y poco a poco volvía a entrar dinero en los ayuntamiento. Fue entonces cuando los principales investigados empezaron a actuar. De una conversación intervenida por la Policía entre uno de los hermanos Bueno Regodón y otro investigado, Roberto Legazpi, se desprende este ánimo: “empieza a haber pasta en los ayuntamientos, hablan de lo bien que les va a ir el año que viene”.

En esa conversación, de diciembre de 2016, explican cómo con la crisis se habían paralizado ciertos encargos. “Ahora lo están notando otra vez, que le están cayendo cositas”.

Con esa ánimo para seguir creciendo, estos empresarios buscan enlaces que tengan conexiones con gente de alto nivel político. Ellos ofrecerían sus sistema de radares y foto rojos y ellos las relaciones. Así, acceden a José Luis Ulibarri, un polémico empresario imputado en el ‘caso Gürtel’ y que finalmente acabó en prisión tras su detención en el ‘caso Enredadera’ -y puesto en libertad dos meses después-. De hecho, en uno de sus informes, la UDEF le sitúa como la “pieza angular, como la persona que ostenta una supremacía en el territorio, donde nada se mueve sin que él lo diga”.

Políticos presionados

Ulibarri era el gran “muñidor”. Se trata de un empresario investigado en varios casos de corrupción y muy vinculado a varios medios de comunicación. Los investigadores explican que Ulibarri ofrecía a cargos públicos protección en sus medios de influencia así como ayuda para ensalzar su imagen pública, además de dinero y todo tipo de contraprestaciones. De la investigación se deduce “signos de acercamiento a políticos en la línea y con la finalidad de conseguir los contratos mediante adjudicaciones que se pactan por ‘la puerta de atrás’”, recoge uno de los oficios de la UDEF incorporados en el sumario judicial al que ha tenido acceso La Vanguardia.

Así, en la medida que iba avanzando ola instrucción, fueron aparecieron nombres que ostentan cargos públicos “a quienes se les estaría presionando para derribar los obstáculos y salvar las dificultades que permitan no solo presentarse a los concursos sino obtener garantías de que los ganarán”.

Del Ministerio del Interior a Fomento

La organización también se valió de otras personas, como los investigados Roberto Legazpi o Pablo de Ingunza, encargadas de buscar buenas relaciones para que se otorgaran adjudicaciones a las empresas de la trama. “Si tienes contactos políticos empieza a moverlos, que ya ha visto como se mueven éstos, que o sí o sí, que contigo o con otro, pero que yo me lo llevo”. Esta era su manera de actuar, tal y como consta en esta conversación ante José Alberto Bueno Regodón y Gerardo Feijoó. Este último era en enlace de la organización en Galicia y en la conversaciones se llegaba a decir que era el primo del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoó, aunque éste lo ha desmentido.

Los investigadores han localizado que varios miembros de la organización tenían contacto directo con miembros del entonces Gobierno de España, además de concejales de grandes ayuntamientos como los de Madrid, Galicia y Castilla y León. “Pablo (Ingunza) de Rajoy para abajo debe conocerlos a todos, que son todos primos suyos”, comentan en una conversación entre uno de los hermanos Bueno Regodón y uno de los conseguidores. “Pablo trata directamente con los tres asesores de Zoido (en referencia al entonces ministro del Interior) en la Guardia Civil, y con el director general, que le ha pedido una presentación en papel de los globos”.


”Niveles estratosféricos”

En la medida que avanzaba la investigación, los agentes descubrieron nuevos conseguidores con relaciones en la Administración central. Así, una conversación entre dos de los principales investigados descubren nuevos contactos, a través de un tal Carlos. “Se va ahora al Ministerio de Fomento porque se mueve en unos niveles estratosféricos. Es íntimo amigo del ministro de Fomento (Iñigo de la Serna)...”. Tras hacer referencia a todos los contratos obtenidos por Carlos en diversas provincias de Galicia, comentan: “como bien sabes, Carlos es la mano derecha y el íntimo amigo de Alberto Núñez Feijoó. Va a ser el padrino de su hijo, o sea para que te hagas una idea joder”.

Otro de los conseguidores de la trama, Ángel Luis, relata por teléfono cómo ha conseguido varios contratos en Asturias. Sostiene en una conversación, en febrero de 2017, cómo ha hablado con el expresidente de la comunidad autónoma, Francisco Álvarez Cascos, “con quien tengo una amistad muy grande”. “El Ayuntamiento de Gijón lo lleva una mujer cirujano, funciona muy bien. He estado con gente del entorno de Paco, se pueden hacer muchas cosas”, añade.

Puerto de Barcelona

Después de dos años de investigación, la UDEF y Fiscalía Anticorrupción lograron destripar las entrañas de esta organización y procedieron alas detenciones y registros. Siete meses después siguen analizando la ingente cantidad de documentación intervenida, que les hará concluir realmente hasta donde llegaron sus tentáculos. Uno de los proyectos que se pudo parar a tiempo fue el de entrar en el Puerto de Barcelona.


En otra de las conversaciones intervenidas a Ingunza, uno de los mayores conseguidores de la trama, según le define la propia Fiscalía, reconoce sus buenas relaciones con gente del puerto de Barcelona y Tarragona.

Aseguran tratar directamente con el director del puerto, “que es el que redacta los pliegos y la auditorías”. Incluso, en una conversación aseguran haber cerrado un contrato con el puerto. “Es un buen nicho, los puertos no tienen mucha competencia y no hacen ruido y facturan millones”./La Vanguardia/29/01/2019

« Darrera modificació: Gener 29, 2019, 08:51:36 am per Admin »

 
SimplePortal 2.3.5 © 2008-2012, SimplePortal